Skip to main content

La radio ha sido el medio de comunicación por excelencia para los trabajadores de la voz. Millones de personas de todo el mundo han sido cautivadas por las voces que oyen a través de sus receptores y, este mismo medio sirvió de trampolín para dar a conocer sus habilidades y talento.

¿Quién no tiene grabado en su memoria la voz de algún locutor o locutora? Seguramente recuerdas al menos dos programas radiales que escuchabas durante tu niñez o adolescencia.

Muchos de estos profesionales de la comunicación dejaron su huella imborrable en la memoria colectiva de países enteros. Existen ejemplos increíbles del poder e influencias de sus mensajes, recordemos el caso extraordinario de Orson Welles, y su obra radiofónica La guerra de los mundos, la misma causó conmoción en Estados Unidos el 30 de octubre de 1938 cuando los oyentes de su programa creyendo que aquel relato, se trataba efectivamente de una invasión extraterrestre.

Se estima que unas 12.000.000 de personas oyeron aquella narración que causo un verdadero caos en los Estados Unidos, calles y avenidas abarrotadas de personas que intentaban huir de “los alienígenas” y sus gases mortales. Este caos sin embargo, convirtió a Orson Welles en una leyenda, y aquella obra radial le dio la oportunidad de convertirse en un exitoso  guionista, actor, productor y director de cine.

Con la aparición de Las Tecnologías de la Información y la Comunicación las cosas cambiaron radicalmente. Aquella obra radial sin duda determinó la carrera de aquel locutor norteamericano. Sin embargo, sin la cobertura y alcance de la emisora CBS la historia personal de Welles hubiera sido muy diferente.

Antes de la aparición y desarrollo de las TICS un locutor dependía obligatoriamente de los medios tradicionales, (radio y televisión) para lograr notoriedad. Un talentoso comunicador podría ver su talento sencillamente desperdiciarse si no lograba una oportunidad en algún medio de comunicación.

Actualmente, una persona no necesita de un medio de comunicación tradicional para darse a conocer. Pues la conectividad que ofrece el internet y los avances en los dispositivos de bolcillo, hacen posible que una persona con talento y creatividad pase de ser un desconocido, a una figura pública con grandes oportunidades laborales.

Si se valora en su justa dimensión las posibilidades que ofrecen las tecnologías actuales, entenderemos que solo depende de nosotros mismo poder mostrar nuestro talento al planeta entero. Es la gran diferencia entre la época de Orson Welles y la nuestra, sabiendo esto conviértete en el guionista, director y protagonista de tu propia historia.

 

Por Miguel Ángel Hernández

@locutorglobal

Arte Escuela

About Arte Escuela

Nuestra escuela es un espacio jóven donde se busca aprender, actualizarse, descubrir, vivir el Arte y el Diseño.

Leave a Reply